martes, 21 de diciembre de 2010

Alcalde de Cajatambo Miguel Ángel Carlos castillo involucrado en mafia de robo de vehículos

La sabiduría popular generalmente describe con perfección el accionar humano, mas si se trata de aquellos vinculados al sector Estado y manejan sus recursos y competencias, así, lo de “no es amor al chancho, sino a los chicharrones”, cae como anillo al dedo, en el caso que implica al alcalde provincial de Cajatambo, Miguel Ángel Carlos Castillo y a tres funcionarios ediles en mafia de robo de vehículos, que habrían tramitado 61 mil expedientes y entregado tarjetas de propiedad y placas de carros robados en Lima por 250 mil soles según la Dirección Policial de Robo de Vehículos (DIPROVE).

La denuncia pone en evidencia que el aliado del incapaz y acusado de serios actos de corrupción a nivel regional Nelson Chui, en su condición de alcalde de Cajatambo, solamente busca sacarle provecho propio y de grupo a las funciones y competencias de la comuna cajatambina, lejos de preocuparse por trabajar por el desarrollo y progreso de una de las provincias más pobres de la región Lima.

DENUNCIADOS
Carlos Castillo tendrá que explicar, según fuentes oficiales de la DIPROVE cómo los malos funcionarios de la Municipalidad de Cajatambo, a pesar de no estar facultados, habrían inscrito al menos 61 mil vehículos robados, los cuales se encuentran circulando en todo el país.

Peor si se trata del personal de confianza, como el Jefe de Rentas, Fiscalización y Transporte, Juan Tarazona Huerta, a quien la DIPROVE ha denunciado por los delitos de asociación ilícita, encubrimiento real y falsedad genérica; el Presidente de la Cámara Legal de Vehículos Menores, Teófilo Enciso Rivas; y, el Secretario de la Municipalidad, Pedro Severino Sánchez, estos últimos fueron denunciados por Asociación Ilícita, al igual que el cuestionado burgomaestre cajatambino.

ASÍ “TRABAJABAN”
Según la DIPROVE, obtener un vehículo con tarjeta de propiedad y placa de rodaje es un trámite que demanda semanas y hasta meses, si se realiza de manera regular. Sin embargo, según la policía, en la municipalidad de Cajatambo, eran conseguidos solo en días y hasta en horas, gracias a malos funcionarios de ese concejo que falsificaban sellos, documentos y reinscribían autos o motocicletas robadas en Lima.

Agilizar este trámite podía costar entre 250 y 300 soles por unidad. Según la policía, el robo de automotores empieza en Lima y existirían hasta cuatro bandas que se apoderan de autos, mototaxis y motos lineales, las que se venden a receptores 150 y mil soles. Éstos contactan con tramitadores que se encargaban de registrar los coches robados en la oficina de Rentas, Fiscalización y Transportes de la Municipalidad de Cajatambo, a cargo de Juan José Tarazona Huertas.

En este local se encontraron 9,599 expedientes de inmatriculación de vehículos menores informó el director de la PNP, general Raúl Becerra. Explicó que una operación realizada en Lima permitió a los investigadores incautar 56 motos lineales, 25 mototaxis y 7 autos registrados en dicho municipio.

Template Designed by Douglas Bowman - Updated to New Blogger by: Blogger Team
Re Updated by Zona de Pruebas